Litotricia extracorpórea: tratamiento seguro y eficaz de los cálculos renales

La litotricia extracorpórea es el procedimiento médico menos invasivo para tratar los cálculos renales. El Servicio de Urología  cuenta con un nuevo equipo para realizar el tratamiento con tecnología de punta, el cual fue adquirido en 2018. Además, la clínica tiene un grupo de profesionales altamente capacitados, líderes en la introducción y desarrollo de estas técnicas en el país.

 

La litotricia extracorpórea utiliza ondas de choque (energía electromagnética) para romper cálculos en la vía urinaria. Es el menos invasivo de todos los procedimientos para tratar los cálculos renales.

El Dr. Luis Vázquez Ávila, Especialista en Urología, explica que “la litotricia extracorpórea está indicada principalmente para aquellos cálculos que están ubicados en el riñón y para que se rompan adecuadamente con litotricia es necesario que tengan un cierto tamaño y localización. El tamaño más habitual es entre 5 mm y 1,5 cm”. 

“Si bien el tratamiento con litotricia extracorpórea no es nuevo –agrega- ,  lo que ha ido evolucionando mucho es la tecnología de los equipos con los que se realiza. Hace pocos meses la clínica incorporó el DIREX Integra, un equipo de ondas de choque con tecnología de punta. Con este nuevo equipo, el procedimiento no requiere internación ni anestesia. Con una preparación analgésica y antibiótica previa los pacientes pueden hacer el tratamiento cómodamente en la clínica y recuperarse en su casa”. 

Ventajas

La litotricia extracorpórea es un tratamiento ambulatorio y no existen límites de edad para su aplicación, puede usarse en niños y en individuos con un solo riñón en funcionamiento.

Además, otra de las ventajas que tiene el nuevo litotriptor es que tiene la capacidad de detectar las piedras tanto mediante rayos (con un equipo de Arco en C) como  a través de un ecógrafo. Hay muchas piedras que se llaman “radiolúcidas” (que no se ven con rayos) y sí se detectan con el ecógrafo. De esta manera se pueden tratar todos los tipos de cálculos ya que son visualizados con suma precisión. 

Después del procedimiento, los diminutos fragmentos de los cálculos son eliminados a través de la orina.

 

¿Qué esperar después del tratamiento?

El Dr. Vázquez Ávila señala que “a cada paciente se le da un instructivo de las cosas que pueden suceder luego del tratamiento para que no se alarmen, como por ejemplo tener algún dolor u orinar con sangre el primer día, además de que pueden tener una pequeña marca en la espalda”. 

“El procedimiento ha demostrado a través de los años ser muy seguro y tiene un éxito superior al 70%. Es decir, que con una sola sesión suele ser suficiente para eliminar la piedra”, resaltó el urólogo.